jueves, 13 de octubre de 2011

martes, 22 de diciembre de 2009

viernes, 7 de agosto de 2009

UN VERANO TREMENDO

Por fin encuentro un ratito para repasar este Verano lleno de acontecimientos.

Va a ser divertido, porque ayudado de las fotos que he ido haciendo podré recordar con fechas tanta actividad como la que hemos desarrollado.

El verano comenzó felizmente con la graduación de Marta, nos fuimos a Madrid, acompañados de la Agüela Pepa y de Marta-Grande, fué un día intenso y muy gratificante. Han sido cinco años que parecian no acabar nunca y derrepente .......... han pasado, así como quien no quiere la cosa.

Marta estaba radiante y feliz, se ha esforzado un montón y ha obtenido su fruto. Bravo Marta!


Excursión a La Base del Naranjo de Bulnes


Fuimos a finales de Julio, quedamos a las ocho en el parking del Racing, como en tantas excursiones del Grupo de Senderismo de los Agustinos.


La subida la tenemos planeada desde Collado Pandébano, a donde vamos a llegar con los coches y desde aqui ir subiendo poco a poco hasta la base.

Para algunos será un día inolvidable por lo espectacular, pero para otros por lo mal que lo pasaron,¿verdad Agustin?¿verdad Palmiras?.

Yo me subí una latita de callo y el infiernillo, y arriba, como antiguamente, me los preparé y compartiendo con el que quiso.


A nosotros nos ha acompañado Pipo que como siempre que viene se porta como un campeón.



Excursión a Aguilar, y Cervera.


Una bonita excursión desde Santander es subir con la furgo hasta Aguilar de Campoo. Tenemos localizado un sitio cerca del pantano ideal para aparcar la furgo, dormir e incluso darnos un bañito si el tiempo lo aconseja.


Luego nos hemos ido hasta Alar del Rey, y siguiendo el Canal de Castilla nos hemos acercado en Bici, a Cervera a la fiesta del cangrejo de rio. No habia mucha gente y los cangrejos tampoco estaban tan buenos, enfin quye nos quedaremos con la excursión, propiamente dicha y que fué lo que mereció la pena.

Hay que reconocer que a Brezo y a Bosco les parece un aburrimiento ir con tanto mayor y sin la compañia de otros niños, me da rabia, pero es lo que les ha tocado en este momento.


Excursión al Lac de Bastampe (pirineo francés)


Como ya casi es tradicional, todos los veranos, nos hemos ido hasta Luz, a casa de Juan y Anouk. Como siempre han sido unos días inolvidables, y lo mejor la subida al Lago, bueno para nosotros es un ibon, pero para los franceses un lac.


No tengo el perfil, bueno, no se meterlo, pero puedo contar que era de lo mas importante. La subida no ha sido muy cansada porque el sol no ha apretado todo lo que podria haber apretado. El premio estaba a la llegada al Lac. Bastan unas fotillas que aqui coloco, merece mas la pena así que que yo lo cuente.





lunes, 6 de julio de 2009

EN BICI DE SANTANDER A POTES



El plan es salir de Santander, hemos quedado a las ocho y media y llegar a Potes, en dos etapas. Dormiremos en Bárcena Mayor.

Van a ser 169 Km, en realidad los puertos son parecidos a los del Soplao, El Moral, Fuentes, Palombera........con Sejos y Piedrasluengas.



Llegué un poco tarde al embarcadero donde habíamos quedado, dejé algunos preparativos para hoy lo que me hizo retrasarme, debo estar copiando a alguien.





La salida de Santander la hacemos rodeando la Bahía hacia el Pesquero, y luego por Raos al carril bici del Aeropuerto, vamos Eduardo y yo con la idea de en Astillero enlazar con el resto, que son Bóton, Juanico, Miguel y Tuli.

Cogemos el carril bici que lleva a Cabarceno, es pena que para llegar a Sarón no esté unido y haya que circular por la carretera nacional. En Sarón se puede sguir por un malisimamente conservado paseo peatonal-ciclista con áreas recreativas que no se han mantenido desde que se colocaron, menudo derroche.

Llegamos a Puente Viesgo para apretarnos un merecido tente-en-pié, con sobao pasiego tortilla de patatas y café.

De Puente Viesgo salimos a la carretera para subir una pequeña cota que nos llevará a San Felices de Buelna, y a Corrales. Sigo con conciencia crítica y a medida que voy subiendo este puertecito de carretera regional, pienso en lo bien que le iría un carril bici que conectara este valle del Pas con el del Besaya, iriamos todos mas seguros y habria muchos mas que practicaran este maravilloso deporte además de que así muchos padres de familia podrian iniciar a su prole con recorridos sin peligro.







Hasta aqui todo perfecto, escepto que de vez en cuando, a pesar del mes que corre, nos cae un poco de agua del cielo. No pasa nada seria peor un sol como el que tenia que hacer.


De corrales nos pasamos a Cieza con idea de comer antes de iniciar la subida al Moral. Serán unos ochocientos metros de desnivel en unos dieciocho kilometros.Nunca he subido por aquí debe ser por el único sitio que me queda de subir.
Comemos en un bar super rústico del camino, un poco de queso quew nos sirven con una cuantas cervezas y tés (no me he comido la r, es té).


Empezamos la subida y aqui se pone de manifiesto el gran error que he cometido en esta salida: LA MOCHILA, que la llevo muy cargada y pronto empieza a tirar de mi hacia atras y como no conozco bien la subida, no se como regular y se me empieza pronto a atravesar. Al principio la subida esta pavimentada con un riego asfáltico y es fantástica para rodar, y luego cuando cambia a tierra está perfectamente compactada. Eduardo me espera para subir y me pregunta si me hadado una pajara, le digo que no, que son las piernas que no pueden con los siete kilos y medio que llevo de sobrecarga.






Tengo que volver otro día para subirla como se merece.


La lluvia no nos abandona casi hasta el final de la subida. Por el camino nos vamos encontrando con varios todoterreno que bajan y nos van informando de la distancia que nos queda. También nos hemos enterado de que arriba nos espera una chuletada, pero parece que no llegaremos a tiempo, al menos yo.






El Moral estaba entre la niebla, casi no lo encuentro, gracias al GPS que me supo indicar donde.

Llegué, como no podia ser de otra forma, el último con la escusa de los kilos de mas que llevaba en la mochila y no sé si en la tripa y alrededores. Una vez más me hago la firme promesa de controlar el peso y volver a entrenar de forma continua. No se puede hacer esperar tanto a la gente.






De la bajada me voy a evitar hacer comentarios, escepto que la disfruté como bien sabe cualqueira que la haya hecho alguna vez. Aquí la esperiencia de las anteriores bajadas cuando el soplao y el peso de mas me permitió bajar rápido (para mi) y disfrutón (pues claro!!)
Llegamos a Bárcena después de 83 Km.
Eduardo y yo tomamos posesión de la habitación, discreta pero para lo que yo la quería mas que de sobra.
Me quité toda la ropa humeda que habia llevado todo el día y pude comprobar que parte del peso de mas que habia llevado, se debia a que la mochila no era impermeable ni estanca ni nada. La ducha fué fantastica, y encima ropita seca o casi. Tengo molestias en la rodilla, probablemente secuelas del fin de semana pasado en picos. Pomada de "ibuprofeno".

Bajé a tomar una merienda con el resto del equipo que aguardaba a que llegasen los coches que les llevaria a Santander.

Cuando se fueron, nos dimos un paseo por Barcena a la busqueda de un plato de pasta.................. increible, no habia en todo el pueblo un restaurant, que en su menú tubiese pasta. Así que nos volvimos a nuestra posada a cenar. ¿Cenar? pero es de día, no puede ser, yo siempre ceno de noche.
Si estuviese en ese maravilloso viaje al Lago de Garda que había programado con mis queridos colegas de las furgos(un recuerdo para vosotros, asquerosos, mira que iros sin mi a mi viaje je je jeje), seguro que no cenariamos hasta que llegase la noche. En fin hay que hacer de todo.



Nos levantamos pronto, habiamos quedado a las ocho para desayunar.
Yo creo que el desayuno no fué lo abundante que debía, máxime teniendo en cuenta que tampoco habiamos cenado tanto. Esto lo cuento para que luego no suene tan mal lo que comeré.
Por otro lado preparo en una bolsa toda la impedimenta que me sobra y la dejo para que mis inciondicionales, Blanca, Brezo y Duna, pasen arecogerla y me alibien de 3 o 4 kilos.
Fotos de rigor a la Posada "La Franca", 50 Eurillos de nada por la cena la dormida y el dsayuno, por cierto en metálico porque no le funcionaron las tarjetas.
Y a pedalear.







De mañana, la niebla nos acompaña en el inicio de la subida a Cruz de Fuentes
Estas pistas; que recuerdos me traen. La conzco fenomenal y Edurdo conoce el resto, Sejos y Polaciones.
La primera parte, que para mi es la mas dura, hasta cruzar el puente que divide en dos la ruta, la hacemos a buen ritmo, se nota que hemos descansado y todo funcina correctamente.





Dejo (je, je) que Eduardo me tome algo de ventaja y disfruto del paisaje, que verde está todo, que a gusto se está aquí, sin prisa, sin presión, el hilo musical es perfecto, agua, pajaros, mis latidos y mi respiración....¡estoy vivo! y lo gozo SIIIIIIIII.














Este puente indica que estamos a mitad de camino de la cumbre que está a 1280 m. sobre el nivel del mar.
El sol ha ganado a la niebla y la segunda parte de acensión la vamos a hacer con calorcito y sobre todo viendo el horizonte que de momento es muy cercano, ya sabes los arboles que no te dejan ver el bosque.
Nos encontramos con ganado y dos jinetes a caballo. Que distinto de otras veces en las que veíamos a muchos ciclistas. Solo al coronar Fuentes nosotros llegaron detras, primero una pareja y luego tres más. Por cierto que hemos visto a un/a ciclista con un remolque en su bici subiendo, ¿pero esto que es ? me parece una falta de respeto total, cuantos kilos lleva de mas, y encvima la veo subir a buen ritmo. En dos palabras Im-Presionante.


Al coronar Fuentes vuelve la niebla que nos acompaña también en Palombera.
Nos tiramos un parlamento con un pastor que es el que nos hace la foto y nos orienta de la fuente donde tenemos que repostar, un agua excelente.













Hacia el collado de Sejos que está a 1498 m.

La subida no es mala y tampoco hay mucha pendiente. La pista es muy amplia, nos cruzamos, entre la niebla, con algún todo terreno y vemos gente en el par de refugios que hay por el camino. En principio no hay pérdida ya que no hay cruces y Eduardo o conoce, lástima que la niebla no nos deja ver mucho. Lo que parecia que iban a ser diez kilometros se convirtieron en quince y además con la niebla nos desorientamos un poco.

Haremos aquí un poco de autocritica para dos expertos como nosotros, ni un plano. Eso si un GPS fantástico pero sin meterle la ruta, pues es un dsastre.

Y haremos igualmente una crítica al "listo" que diseñó la señaletica del parque: es malisima, no la entiende ni el y en un día compliacdo metereológicamente hablando, es otro desastre.

Menos mal que entre Eduardo, el GPS y un poco que se fué la niebla, pudimos encontrar el famoso collad de Sejos que efectivamente estaba a 1498 m.

Después de un descenso, incomodo por las zonas de hormigón rallado, o por la gravilla de las zonas recien arregladas, perfectas para ir derrapando para esos grandes controladores, no es mi caso. Llegamos a Unzayo pensando en comer y en lo que nos queda, llevamos mas de cuarenta kilometros y un desnivel acumulado de cerca de 1.500 m.

Aqui no no nos dan nada así que nos hacemos un poco mas de bajada hasta Puente Pumar.



Pedazo comida, la que nos pegamos. Mi menú (estaba vacio completamente), dos cervezas, cocido montañés (un plato) un par de huevos fritos con patatas y dos filetes de lomo y de postre arroz con leche, ole, ole y ole. RESURRECCION.

Como dice Eduardo, nos hicimos un bordo y nos saltamos el ascenso por San Mamés decidiendo subir el puerto por carretera, muy poco transitada. Por cierto que el único susto me lo dieron dos colegas ciclistar en "flacas" que me pasaron como cohetes, se me llevaron las "pegatas", la mochila, el amor propio y casi a hasta la dignidad, que barbaros, que animales, de donde habrán salido, hola? no adiooooooos! (todo envidia super sana).

Den subida fueron 12 Km pero por una carretera de chapó y el premio un descenso de 28 Km hasta Potes.

Aquí estoy con la que mas se alegra de mi llegada a Potes, que havenidio a buscarme con Blanca y Brezo.

La excursión ha sido estupenda, pero una gran cura de humildad, para los que habíamos dejado de entrenar. (ya colgaré los perfiles)




lunes, 22 de junio de 2009

SENDERISMO POR PICOS DE EUROPA

El viernes cuando volvíamos de la graduación de Marta, por cierto, magnifico día el que pasé en Madrid, primero campeonato de golf en el campo del Santander, invitados por Gas Natural, y después la graduación de Marta que merecerá un apartado muy especial, ya pondré unas fotillas. Pues lo dicho el viernes cuando volvía de Madrid, dispuesto a prepara todo lo de la marcha del fin de semana, me llamó Ana para decirme que su hermano Ángel, había desaparecido en los Picos de Europa, que no me enterase por los periódicos y que quería que los supiese de ella misma. Llamé a Feri para quedar con el y con Maria para ver lo que habría que hacer para subir al día siguiente a colaborar en la busqueda.

Quedamos a las siete para salir, también se apuntaron Emilio y Mercedes que me acompañaron en la furgo hasta Fuente De, subimos en el teleférico hasta el Cable donde nos incorporamos los cinco con la compañia de Luis y su pareja, que no me acuerdo como se llama, al dispositivo de búsqueda.

El día es esplendido aunque unas nubes bajas parece que quieren intervenir. Nos asignan una amplia zona entre el cable y el Valdecoro hasta Áliva. nos separamos y vamos andando, yo me coloco por la parte mas a la cornisa pegado a la linea que delimita la empalizada, va entrando la niebla y me sorprende oír a los helicópteros, voy con el GPS y llego hasta un cortado, la niebla deja ver unas veces mas y otras menos, no se el tiempo que llevo vagando mirando por todas partes, por todas las rocas, voy deseando no encontrarle, pero pensando que estoy quitándole trabajo al que luego le encuentre o que aparezca, por DIOS.

Me he quedado solo, no veo a nadie, solo los Picos, esos que me han hecho tan feliz tantas veces.

Oigo a los campanos de las vacas, pero no las veo entre la niebla, sigo buscando subiendo y bajando entre rocas, y poco a poco, la niebla va desapareciendo y despejando, vuelve a verse, Peñavieja, ese rocón inmenso y majestuoso que indica en comienzo del macizo. Debajo, el refugio de Áliva, donde otras veces hemos encontrado a Ángel en alguna de nuestras excursiones en bici o andando.

Los helicópteros han dejado de volar y como no veo a nadie del grupo con el que iba, pienso que Ángel ha aparecido y me dirijo al Refugio, subiendo y bajando. Ya hace sol a tope, pero no me sobra la camisa que llevo sobre la térmica. Al llegar al Refugio, me encuentro con Juncal, Juan y su padre Vicente, les pregunto, con miedo, pero me dicen que no hay noticias. Mierda.

Me bebo una cerveza (sin alcohol) y luego otra, estaba deshidratado, como un surtido de frutos secos que llevo en la mochila, llega Joaquín, charlo algo con ellos para tratar de distraer, y pienso que allí no hago nada, así que reincorporo a la búsqueda, ahora voy a ir cerrando el circulo hacia el refugio del Cable.

Voy subiendo nervioso trepando por todos los sitios que me den una mayor visibilidad, encuentro bocaminas, entro en ellas pero observo que en el suelo no hay huellas.

Poco a poco he llegado al Cable, me encuentro con todos, está Ana (lo siento). Sigue sin aparecer. Como un bocadillo y bebo. Que paliza tengo. Nos vamos al puesto de mando y nos dicen que hay pistas de por donde ha podido ir. Lo saben por que ha aparecido un zapato que posiblemente fuese suyo (lo era), y por unas imagenes del circuito de la estación del teleférico. Todo parece indicar que se ha dirigido hacia la Gendruda, una canal que baja a Fuente Dé.

Nos organizan los bomberos para barrer el máximo de zona antes de empezar a bajar la canal. Yo la bajo con Feri, e inmediatamente nos desviamos a nuestra izquierda a los pies del farayón y nos pateamos con Miguel, Luis y esa chica que siento no recordar su nombre, toda la pedriza hacia la subida a unos invernales que hay, vemos subir por allí a un guarda, que sube a toda pastilla.

Tengo la rodilla izquierda hecha puré, pero la cosa no está para quejarse, me cuesta un montón moverme. Pero lo peor es que Ángel no aparece y ya se está haciendo tarde. Al fin llego al camino, Feri se apiada de mi y me deja su bastón y además me presenta a Miguel, ellos paran a beber agua de manantial pero yo, ya no veo mas que para terminar y sigo bajando. Ellos se enrollan con el guarda que ha vuelto a bajar y nos ha adelantado, pero yo sigo solo hasta la base del Teleférico donde llegan Ana, Mercedes, Emilio y demás.

Otra contrariedad, estos de la cafetería de Funte Dé han cerrado y la cerveza con la que soñaba, esa que deja empañado el baso mientras que el sobrante de espuma se derrama, se va a tener que posponer.


Me despido de todos porque yo tengo previsto incorporarme a la marcha que estaba programada para ir a Bulnes y al día siguiente, osea mañana, al refugio de Vega de Ario desde los Lagos de Covadonga.

Delante de mi sale Feri que lleva a María, Emilio, y Mercedes. Me fijo en los compañeros de Ángel, apostados en una valla, mirando hacia la inmensa mole de roca que delimita ese enorme peldaño entre Fuente Dé y el Cable, me dan pena, sus caras reflejan mucha tristeza, han pasado todo el día al pie del cañón, trabajando haciendo su rutina, como querría su jefe (Ángel), cuando probablemente hubiesen preferido buscarle, dar con el.


Vuelvo a recorrer la Hermida como tantas veces, pero de otra manera, siempre me voy triste de tenerme que ir, hoy me voy profundamente triste.

Al llegar a la recta anterior a Panes, adelanto a Feri que va demasiado lento, debe de ir charlando. Al momento, llamada de Mercedes. Pienso: no le ha gustado que le adelante?. No, no es para recriminarme nada, es para darme la triste noticia de que ha aparecido Ángel, sin vida. Le han encontrado sus compañeros. Que cosas tiene la cosa, tienen que ser sus compañeros, los que al terminar su jornada le hayan localizado. Amen.

Al fin llego a Carreña de Cabrales, siguiendo las perfectas indicaciones de Alfonso me acerco hasta el albergue, donde mis compañeros del grupo de senderismo me esperan, e incluso han conseguido que me reserven cena, que me sienta de perlas, unos macarrones y un filete con patatas.

Les cuento las tristes noticias y todos participan de la pena.


El reparador sueño, en la habitación que comparto en este acogedor albergue, con Antonio, Chete y Javier, me quita el cansancio pero no puede evitar la aparición inequívoca de los síntomas, de las que en los días siguientes serán unas terribles agujetas.










Vamos en autobus desde Carreña hasta el lago Ercina tras pasar por Covadonga y por el lago Enol. Se incorporan mas compañeros y el grupo se hace grande, seria estupendo que viniese tanta gente o mas a todas las rutas que se organizan.




El día es soleado pero no muy caluroso, al menos al comienzo, en los primeros pasos. Vamos a ir subiendo todo el rato, intercalandose zonas de mucho pendiente con otras practicamente llanas. El perfil lo tengo en el GPS pero no se pasar esa imagen para poderla colocar en esta entrada, es cosa de tiempo, como todo, seguro que pronto seré capaz, además de que ese sea unos de los objetivos de este blog, poder recordar cualquier ruta e incluso que cualquiera que lo lea pueda repetir alguna que le guste.
(conseguido)



























El autobús nos deja en un parking que hay debajo del lago de la Ercina y por unas escaleras accedemos hasta el lago, le bordeamos hacia Este, después de hacernos unas fotillas de grupo.

Empezamos con las primeras empinadas rampas, que nos llevan hasta la tenada de las Bobias, donde le camino se dulcifica un poco, tanto en pendiente como en pavimento que ahora no tiene tantas piedras. Después vienen un par de repechos mas fuertes, voy pensando en lo bonito que será esto nevado y posiblemente será una preciosa escursión para hacerla con los skies de travesía, habrá que posponersela a Feri para el próximo año.

Por delante los chavales mas fuertes han abierto mucho hueco, mientras nosotros nos vamos quedando rezagados con las niñas, que llevan otro ritmo, pero van muy bien y entretenidas entre ellas. Les vamos vigilando Antonio y yo. Mi rodilla se va resintiendo del día de ayer, me voy acordando de esa jornada, que "palo" para Ana (lo siento de nuevo).


La subida no es muy larga 7,5 Km. Pero se hace cansada. Menos mal que el paisaje con el macizo central al fondo es perfecto, vemos Torrecerredo, el Jultayu, Torre Blanca y tantas cumbres míticas de los Picos de Europa. Hemos tardado como decía la información del camino, tres horas, los primeros y tres y media el grupo con el que llego yo.
Del refugio de Vega de Ario tengo un gratísimo recuerdo de cuando subí (no quiero acordarme de cuanto tiempo hace) la canal de Trea con Muiños y los del Juvenil 1. Al final aparece como en aquella inolvidable jornada. En esta ocasión esta abierto y además hay CERVEZA FRIA......!
Llegamos después de pasar incluso un nevero. Con una bolsa de plástico me preparo un apósito para mi rodilla y me tumbo en esa magnifica hierba a comer mi merecidísimo bocata.

Alguien propone subir hasta una atalaya sobre el Cares para recrearnos con la vista. Ellos parten raudos, mientras yo tumbado con el hielo en la rodilla, observo la traza del camino a recorrer muerto de envidia. A medida que van subiendo veo que no es muy empinado, así que cojo mi bolsa de plástico con la nieve en su interior y para arriba, que estas ocasiones son para aprovecharlas. Fantástica decisión, que maravillosa vista, es un lujo.












La bajada la hago lo mas aprisa que puedo, acompañado de Antonio y Chete, ahora las niñas, Brezo Carmen Ana Sara y demás han salido corriendo, nos llevan mucha ventaja y no hay que animarlas. Bebemos agua de una fuente que mana en una roca, entre bromas de otros caminantes que nos hemos encontrado. Ya se ve el lago que nos espera.

Encontramos un bar donde nos tomamos una refrescante cerveza con limón y nos sentamos en una acogedora mesa de madera a ir viendo llegar casi de uno en uno a todo el resto de nuestros acompañantes.




El viaje de retorno que pone fin a esta temporada termina como tantas veces en el Colegio.

Este verano, en Agosto, hemos quedado en ir al Narajo de Bulnes.




Hasta entonces caminantes.

martes, 16 de junio de 2009

La Pasá, Alto Campoo

Ya esta liada ya tenemos nueva ruta y fecha. Esta vez, no muy lejos del Soplao, la oferta es Alto Campoo, es mucho mas corta, no tiene nada que ver, pero es otra ruta que hay que preparar y tengo la motivación mas que suficiente para ponerme a ello. Comenzamos.